En primera persona con Alejandro De Barbieri

(Por Sofía Lananguere) Conocido por su versatilidad y dedicación en varios campos, Alejandro De Barbieri, se destaca como psicólogo, escritor, comunicador, esposo y padre de dos hijas Martina y Belén.

Image description

Su vida es un complejo tejido de pasiones y desafíos, donde cada faceta de él, se complementa con otra, creando un equilibrio entre su profesión de más de 30 años como psicólogo clínico, su habilidad nata para comunicar y su gran pasión, la escritura.

Su disposición y compromiso lo identifican, así fue que apenas nos comunicamos para poder realizarle la nota inmediatamente nos dio un lugar en su día.

Alejandro, un rochense de 52 años nacido en Lascano, se formó como psicólogo clínico especializado en logoterapia, actualmente dirige un centro de logoterapia y análisis existencial(Celae), que lleva al mando con su esposa Marcela Arocena quien también es psicóloga.

Alejandro tiene una fuerte trayectoria en comunicación impartiendo conferencias, y trabajando como columnista en medios de televisión y radio. Además de su trabajo como psicólogo y comunicador Alejandro De Barbieri también es director de un proyecto al que se refiere con gran emoción e ilusión, Revolución del Colibrí.

Con seis libros ya publicados, damos la primicia que actualmente está trabajando en el séptimo libro sobre salud mental. 

Primero te enfocas en la psicología clínica, después te volcaste a la comunicación y escritura ¿Cómo fue esa evolución en tu carrera?

Primero me recibí como psicólogo clínico, pero yo siempre seguí mi sueño que era ser escritor, yo me considero escritor antes que psicólogo, porque fue la primera vocación que percibí de adolecente. Luego de mi primer libro “Economía y felicidad” que se vendieron cerca de quince mil ejemplares, eso me abrió puertas para dar charlas en todo el país, ahí tuve que dejar la clínica aparte, y me bloqueé más a lo psicoeducativo, la prevención y lo corporativo. Actualmente trabajo en empresas y colegios dando charlas sobre prevención de bullying y salud mental. Y finalmente en este último año fundé Revolución del Colibrí que es un proyecto que me tiene muy contento.

Yo siempre tuve un rol desde la clínica hacia la sociedad, eso fue lo que siempre me atrajo y siempre metiendo la literatura en medio que es mi pasión.

¿De qué trata la Revolución del Colibrí? 

Revolución del Colibrí es un proyecto social en el que actualmente trabajan 185 psicólogos atendiendo en todo el país a gente que no puede pagar una sesión y también trabajan 10 psicólogos coordinadores que ayudan con la gestión. Le brindamos a las personas que solicitan ayuda, cuatro encuentros por whatsapp o zoom gratuitos, es decir no es una terapia, es un apoyo emocional, interviniendo en crisis, intentos de suicido, problemas vinculares y duelos. 

En un año el proyecto ha crecido muchísimo y eso habla de la gran demanda que hay. No todo el mundo puede acceder a terapia, eso también me hizo dejar la clínica; tiene que ver con mi sentido de vida, que es brindar herramientas psicoeducativas para que la terapia sea accesible a todo el mundo, no que quede como algo elitista, para solo gente que lo pueda pagar.

El haber podido realizar tu pasión de escribir supongo que fue un gran logro para vos, ¿Cómo fue ese proceso?

De chico siempre soñaba con ser escritor pero nunca pensé que después los libros iban a tener tanta repercusión. Me costó mucho, cuando yo publico “Economía y felicidad” tendría 40 años, no es que publique de joven, el escritor siempre escribe pero no siempre tiene la suerte de publicar.