El último proyecto de Rafael Viñoly: Médano El Pinar llega a Uruguay con más de 100 millones de dólares de inversión para redefinir el lujo residencial

La obra póstuma de Viñoly es la joya que completa una trayectoria de más de 600 proyectos alrededor del mundo, bajo la dirección de su hijo Román.

Image description

En un emotivo tributo a la genialidad arquitectónica de Rafael Viñoly, Montevideo se prepara para dar la bienvenida a su última obra maestra: Médano El Pinar, el primer proyecto residencial multifamiliar de lujo sostenible sobre la playa, con una inversión de más de 100 millones de dólares. Esta pieza no solo representa la culminación de una brillante carrera arquitectónica, sino que también se destaca como la iniciativa más sustentable de la historia de Uruguay y de toda la región.

Este ambicioso desarrollo adquiere un significado aún más profundo tras el fallecimiento del renombrado arquitecto en marzo de este año. El complejo fue diseñado con la dedicación y atención de un profesional que, a lo largo de 58 años, ha enriquecido el mundo con sus diversos proyectos. Con más de 600 trabajos, logró distinguirse por su originalidad estructural sostenida que trascendió las modas arquitectónicas pasajeras; creó desde juzgados, salas de conciertos y museos, hasta aeropuertos, estadios y edificios para la ciencia en América del Norte y del Sur, Europa, Asia y Medio Oriente. 

Hoy, su hijo Román, a través de la desarrolladora Integrated Developments, asumió el compromiso de hacer realidad el proyecto que su padre terminó de diseñar dos semanas antes de fallecer, y que dará cierre magistral a su legado arquitectónico en Uruguay. 

Patricia y Rossella Della Giovampaola en la presentación de Médano El Pinar en la casa de Viñoly.

Diseño de vanguardia en armonía con el medio ambiente Médano El Pinar promete revolucionar el real estate uruguayo: serán las únicas viviendas de lujo y máxima sostenibilidad con acceso directo a la playa, a tan solo 30 minutos del centro de Montevideo y 15 minutos de Carrasco. Su ubicación estratégica se alinea con la tendencia contemporánea de buscar residencias permanentes en un entorno más apacible y cercano a la naturaleza. Redefiniendo la exclusividad, el proyecto fusiona la comodidad del lujo con una conexión única con la costa. “Es el único terreno que no está separado por la calle de la playa en todo Montevideo, entonces podés salir directo a la playa en ojotas y sentir cómo dormís al lado de las olas”, señala Román Viñoly.